DIBUJAR ES COMO TENER UN SECRETO

DIBUJAR ES COMO TENER UN SECRETO

¿Recuerdas cuando las cosas que hacías no estaban medidas por fracciones imparables?

Perdíamos el tiempo mirando pájaros entre los árboles, la corriente del riachuelo, las chicas y los chicos, las formas de las nubes en el cielo.

¿Cuándo es la última vez que has hecho algo porque sí? Todo ha de tener ya una justificación, un motivo, una razón.

¿Es que crees que la moda de cocinar recetas de internet te va a salvar? Antes querías que toda tu vida fuese creativa, y tu existencia, una obra de arte.

Hubo un tiempo en que solo hacíamos cosas si eran divertidas, éramos jóvenes y solo teníamos que esperar a que el mundo se pudriera ante nuestros ojos para plantar las flores salvajes que serían nuestra fuente de energía.

Hemos perdido la guerra pero podemos seguir creando problemas como si fuéramos rebeldes secretos disimulando entre los demoniacos extraterrestres que viven dentro de los cuerpos de todos los humanos menos nosotras dos.

Vivimos entre ellos pero somos un poco diferentes.

Dibujar es como leer, como rezar, como amar; es como hacer meditación trascendental o como hacer Pilates, como jugar o como llorar, como resistir y luchar, como pensar diferente, hacer caso a tus sentimientos, vivir de otra forma, más Punk. Más tú.